lunes, 30 de abril de 2018

14 edición del Encuentro latinoamericano Abrazo de Voces en La Paz Arriba (Capital Federal)


A pesar de la lluvia torrencial que inundó más de la mitad de la provincia de Buenos Aires, a sala llena se desarrolló ayer la 14 edición de este abrazo de voces.

Fotos tomadas prestadas de los muros de Facebook

Lectura de Celina Fuerstein



Lectura de Carlos Battilana, junto a Osvalo Bossi


Mención aparte para esta foto: Noelia Palma, poeta y amiga, que se cruzó el conurbano inundado para venir a escucharme. Falta Paula Novoa, que también estuvo y que hizo posible que Noelia llegara. Gracias totales. 



sábado, 28 de abril de 2018



Pienso en los alucinados del viento:
camino desnuda en una habitación con sol.
Sola no puedo resucitar.





viernes, 27 de abril de 2018


27 de abril, 32 grados, una humedad del demonio. El calor no afloja desde hace semanas. El viento no existe. Así escribo. La poesía es para valientes


No estaba protegida ayer frente a la tormenta. Quiero ser una sobreviviente del diluvio. Es probable que hoy comience una nueva etapa. Todavía estoy confundida. Me despierto, hay sol. Venimos del cielo. Está bien. Ya no veo animales de lana blanca. La ciudad se cierra sobre sí misma. No hay río. No hay caballos pastando cerca del río. No tengo frío ni calor. Conservo el lenguaje, no debo perder de vista eso. Un hombre pasa y lleva mi ataúd.



jueves, 26 de abril de 2018


El martes sentí que tenía que imprimir los tres libros que componen la trilogía, con las correcciones en las que estuve trabajando el último mes. Lo hice.
Nunca antes lo había visto todo impreso.
Ayer a la noche mi computadora se apagó,  y ya no encendió más.
Está rota, muerta.
Si no hubiese atendido esa premonición de imprimir el material, es probable que parte de este trabajo que me ocupó desde  el 2012 a la fecha se hubiese perdido.
Pero obedecí mi intuición.
La misma intuición que me acompaña siempre y no sabés cuánto.
Ahora no tengo computadora que funcione pero tengo, en mis manos, los tres libros con sus correcciones.

Una vez más, gracias poesía.

martes, 24 de abril de 2018

Mientras dormía


Es muy loco porque anoche soñé con tres versos.  Ni bien me desperté fui a buscar dos libros donde pensé que podían estar: el de Juana Bignozzi y el de Alda Merini. Estaban en el de Bignozzi, en "La ley tu ley":


Ya nada puede exigirme el silencio
ni pedirme pulcritud en la evidencia
he pagado con tiempo y con muerte


Cuando leí los tres versos, que forman un poema breve, supe que ahí estaba el epígrafe de El castillo de Rouen. 

Oh, sí, la poesía es mi dios.



Zona de corrección









Estamos en mayo,
acá todavía hace calor,
las abejas comen de las flores rojas,
mientras yo,
con el cuerpo hundido en la silla de jardín,
pienso en tu silencio,
y trato de hacer un veneno
que termine,
de una vez por todas,
con el verano más fabuloso que tuve.




lunes, 23 de abril de 2018

¡Feliz día del libro,
Cero sobre el nivel del mar
Paula levanta la persiana
Donde termina esta casa
Del otro lado de la noche
Triza
Uva negra
Mascarón de proa
El castillo de Rouen!


Uno cree que estar triste y no poder llorar es lo peor,  hasta que tiene que volver silencio la alegría.



sábado, 21 de abril de 2018

Es sábado y Mansilla lo sabe





Hay más en: http://laficciondelolvido.blogspot.com.ar/



El consejo



Ayer aprendí a subir audio de un poema más imagen. Es algo que viene haciendo desde hace años la querida poeta Maria Belén Aguirre. Les sugiero que pasen, en youtube, por la Biblioteca Parlante Haroldo Conti. Tremendo trabajo.

Lo mío es puro intento y respeto por el consejo de María Belén que siempre me decía. "Valecita (es la única persona que me llama así) tenés que aprender a dejar registro de tu voz, es muy importante, muy importante."



Para quienes quieran seguir a María Belén Aguirre: 



Poner la voz

Ayer aprendí a hacer algo nuevo, o a mejorar algo que ya venía haciendo. Elegí un poema de Pavese para el comienzo. Pueden oír:





viernes, 20 de abril de 2018

14 edición del Encuentro Latinoamericano de poetas Abrazo de Voces

El domingo 29 de abril, a las 17: 30 horas, estaré leyendo junto a estos poetas tremendos en la décimo cuarta edición de Abrazo de Voces, en el bar La Paz arriba, Montevideo 421, Ciudad de Buenos Aires.














Es probable que las acelgas se salven. Las arvejas y la única planta de chaucha la pasaron muy mal con el calor. El cilantro está débil. Los tomates y los ajíes están caídos. Pero llueve sobre Muñiz y creo que la huerta canta.


En junio, en Santa Fe











Para agendar

El 19 de mayo, a las 17.30 horas estaré presentando el nuevo libro de la poeta Paula Novoa. Todos invitados.





Información sobre el evento: https://www.facebook.com/events/163977477623402/

jueves, 19 de abril de 2018


Si no afloja el calor en Muñiz, mi huerta de otoño va a desaparecer como un puñado de deseos que se tira al mar.







lunes, 16 de abril de 2018

Efecto del sol




Poema 36 de "Triza", Editorial de todos los mares, 2017.




(Una de las fotos que recibo y guardo)

domingo, 15 de abril de 2018


1

No para soñar/sino
para hacer memoria/
para tender al sol 
como trapitos/los días y las noches/
yo/ que no sabía escribir/
te besaba los dedos.


De "Donde termina esta casa", Ediciones de la eterna, 2015.


Se viene el cuarto año del ciclo de poesía en Bella Vista. Emocionate








Para estar al tanto del evento: https://www.facebook.com/events/1339075592902755/





9


Nunca hablé de revelaciones en nombre de Dios.

Dije: si este amor es posible, será que Dios existe.
Si este amor es real no hay tiempo, ni causa,
ni estado, ni materia  que pueda condicionar
lo que está destinado a suceder.

Dios no me dijo nada.
Fui yo la que encontró las primeras palabras
en la boca de un árbol.
Nunca hablé con los ángeles
pero es verdad que el lugar se parecía a un jardín.

Pasaron más de 600 años,
¿quién sostuvo la palabra herejía
frente a los cuerpos juntos sobre la nieve
cuando nosotros dos
nos amábamos?






(del libro El castillo de Rouen)



Tremendo y exquisito grupo de taller de poesía se armó en Bók. Salí pensando: un buen día, lo imaginado, sucede.



sábado, 14 de abril de 2018

HOY


Hoy empezamos. Se armó alto grupo. Ya no hay tiempo para inscribirse. Si te colgaste, no te inscribiste, y no podés vivir sin poesía, venite que te anotás cuando llegás y te dejamos sentarte sobre la mesa.
Piñero 975- Bella Vista.
16 hs puntual.







miércoles, 11 de abril de 2018

Casi un minuto y medio de Lennon



La primera piedra

Escribí el prólogo de este libro espectacular que es El psicólogo de Dios (edición ampliada). Aquí una reseña de Gustavo Yuste.

https://www.laprimerapiedra.com.ar/2018/04/el-psicologo-de-dios/



Tengo que insistir:
no se puede bailar al mediodía
sobre la arena del verano.

De niña lo sabía.

Había que correr
hasta las tablas
que bordeaban las carpas.

Nunca tuvimos carpa en la playa.
Los que tienen carpa
no se queman los pies
cuando deciden volver a casa.

El camino de madera lo tienen a dos pasos.

Yo lo había aprendido.
Veinte años yendo a la playa sin carpa.

La felicidad puede quemarnos los pies si no corremos.

En el amor es igual,
me distraigo y lo olvido.














lunes, 9 de abril de 2018

Pacha


Salvo las acelgas que Roma desterró, el resto pasó el nivel de la maceta. Las arvejas prendieron dos. Chauchas, una. La lechuga es una tristeza. Los tomates y los ajíes deben creer que es verano y crecen lo más bien. El zapallo todavía no brotó pero le tengo fe. Mirá si en unos meses dejo de ir a la verdulería.



Veo tanta gente haciendo cosas por la poesía, para difundir, alentar, tender puentes, que se me va el malhumor y la tristeza.


Buen día


Me despierto con este regalo del poeta Alejandro Gimenezluna. Y el lunes es menos lunes y más feliz. Gracias, Ale.







sábado, 7 de abril de 2018

Resistir

Aguante la poesía en el conubano bonaerense. Patio de la Biblioteca Popular Ciudad Jardín (El Palomar)
Foto de la poeta Paula Novoa



Con las poetas Noelia Palma, Paula Novoa, Norma Cozzi y Li Botegliero Hecker

Oracular, de Sandra Wasilewski


Hoy, en la Biblioteca Popular Ciudad Jardín, Finca 6579, conurbano bonaerense, a las 18.30 horas, Sandra Wasilewski presenta su primer libro de poemas. Viene trabajando desde hace años con la poesía y tuve la suerte de tenerla como alumna del taller. A la tarde estaremos ahí, acompañándola, porque dice que el corazón le late muy fuerte de la emoción que tiene. Y cómo no.






jueves, 5 de abril de 2018

Hoy

En unas horas nada más, nos encontramos para celebrar este libro que es distinto a todos, y que logra armar un mecanismo donde la inquietud, el humor y la ternura se convierten en algo que se queda con uno.
Vengan y nos vemos.







En algún lugar debo estar arriba de un 4L blanco, repleto de libros de poesía, convertido en una biblioteca ambulante, que va de casa en casa, de páramo en páramo, y lleva y retira libros para que la poesía llegue a los que no pueden llegar por sus propios medios. Acá no ocurre, acá nadie financia eso, pero hace mucho lo creí posible y era hermoso.


martes, 3 de abril de 2018



No tengo twitter. No tengo Instagram. Desde que se me rompió el tostador y la cafetera eléctrica, hago las tostadas sobre la plancha de hierro,  y el café,  con el filtro de tela que después de usar lavo y cuelgo al sol. Intento todos los años hacer una pequeña huerta en el jardín, la cosecha es mínima, pero la felicidad de la espera es infinita. Considero absolutamente seductor todo lo que tiene que ver con la preparación de la comida. Si tengo que elegir, amaso. Casi no hablo en casa para escuchar los pájaros. No vivo en una casa en medio del campo pero hago todo lo posible para creerlo.


domingo, 1 de abril de 2018


Actualicé el blog La ficción del olvido. Hay mucho material buenísimo para leer.  Imperdible Walter Lezcano, poeta correntino. 






La sociedad patriarcal en la que vivimos condiciona el lenguaje femenino. Durante mucho tiempo sentí la necesidad de escribir como algunos hombres. Con el tiempo me di cuenta de que es un tema de libertad. La libertad de lenguaje otorga al lenguaje una fuerza de ruptura que no la da ninguna otra herramienta. La construcción del lenguaje es, ante todo, una construcción social. Yo, como muchas, no fui criada con la libertad masculina en el lenguaje. Si logro romper algo del lenguaje es a fuerza de cortarme parte de un brazo, un ojo, el costado de la lengua. No es algo que fluya, es hambre. Muchas mujeres rompemos el lenguaje por hambre. Una vez roto, hay una aproximación a la libertad. Pero falta para que fluya. Falta. Lo sé porque quiero escribir como una mujer libre y ya no sé qué parte de mi cuerpo queda sin cortar.