domingo, 30 de diciembre de 2012

Salgo a caminar con la misma devoción que algunos van a misa. Vuelvo de caminar con la certeza de que los árboles que respiré me imprimieron un oxígeno auténtico, un verde que me entró por la garganta, un temblor de hojas que comprendo. Yo creo en la gente y en las cosas auténticas como quien cree en Dios.


viernes, 28 de diciembre de 2012

Ya tengo los 40 poemas que forman el nuevo libro. Sé cómo van ubicados uno detrás de otro. Tengo el prefacio. Me falta el título. Hace tiempo que no encuentro el título. Suele pasarme esto con frecuencia: no me convencen las palabras con las que se nombran algunas cosas. Encuentro muchas opciones y todas me gustan y ninguna me gusta. Una palabra bien puesta puede definir la mirada. Todavía no la encuentro. Hasta ahora tanteo, hago listas, las pruebo, me quedo con una y la escribo en la primera hoja. La dejo unos días para que se asiente. Luego la quito porque ya no tiene sentido, ya no me convence. Pongo y tacho. Estoy segura y me arrepiento. Es y no.


http://cirujeocultural.blogspot.com.ar/2012/12/cero-sobre-el-nivel-del-mar-valeria.html

Gracias, Juan Manuel !!!


jueves, 27 de diciembre de 2012

En la mano izquierda uso el anillo que mi abuelo le había regalado a mi abuela.  Tiene una piedra que brilla como un diamante, pero no es, no sé qué es, hasta podría ser un trocito de vidrio bien pulido. Hace años que brilla así, furiosamente, como una piedra preciosa. Quienes me preguntan se decepcionan cuando les digo ésto. Qué pena, me dicen, parecía tan bueno. Y a mí, a mí me alegra tanto que el brillo sea un misterio.


"No soy enfermo. Me han recluido. Me consideran un incapaz. Quiénes son mis jueces. Quiénes responderán por mí. Hice conducta de poesía. Pagué por todo. Sentí de pronto que tenía que cambiar de vida. Alejarme del mundo. Y me aislé. Me fui de todos, aún de mí. Hoy es la demencia un estado natural. Todas las palabras son esenciales. Lo difícil es dar con ellas. El delirio son instantes. Puede durar toda la vida. Mi poesía es toda medida.
El arte tiene que volver a ser un acto de sinceridad." (Jacobo Fijman)



En Buenos Aires es un regalo tener un día fresquito a fines de diciembre. Salir al patio y sentir la brisa de abril. Mirar el cielo a las seis de la mañana y que el sol apenas me toque. Voy a quedarme así hasta que me despierte.



miércoles, 26 de diciembre de 2012

A veces, cuando abro los ojos veo chispas chocándose en el aire. Cronopios, tal vez. 
Me acuerdo cuando fui al cementerio de Montparnasse y vi la escultura de un cronopio en la tumba de Cortázar. Ese cronopio no se parece a los míos.
Mis cronopios están sueltos, van de a uno. Se tocan en cámara lenta pero se separan rápido y desaparecen.
En cambio, el cronopio de la tumba de Cortázar es una continuidad: son círculos unidos que van todos hacia arriba, hacia el cielo.
Me pregunto cómo se verán los cronopios desde mi tumba.


martes, 25 de diciembre de 2012

domingo, 23 de diciembre de 2012

No recuerdo cómo estamos aquí
ni por qué no estamos en otro lado.
No recuerdo qué es lo que me preocupaba
antes de verte ni qué podía pasar
si nos juntábamos.
Mirá qué cosa.
No me acuerdo más que de canciones de rock
y de pastillas de menta.
Qué nos perdimos no me acuerdo.
Casi no lo puedo creer
de todo lo que no me acuerdo.
Qué suerte.
Qué suerte la mía
que no me acuerdo
de nada.


sábado, 22 de diciembre de 2012

Hay canciones imprescindibles, ésta es una.

El sol no da de beber, Silvio Rodriguez. 






Nunca corrí al heladero.
Jamás le grité pidiendo que vuelva.
Desde niña sé que no soy valiente.



viernes, 21 de diciembre de 2012

Preparando nuevo librito.
De qué te puedo hablar sino de ausencias,
de pararme en la ciudad cuando van todos
corriendo para el otro lado.

Yo, que no quiero dormirme todavía,
que me muero de sed
y desconfío del agua.

De qué te voy a hablar:

soy la que huye en las fiestas.

jueves, 20 de diciembre de 2012

La niña triste revuelve
los vestidos que tiene en el placard.
Aunque espere
siempre encontrará lo mismo.
De mujer, tanta ropa no será
más que un tibio amparo,
una prueba de lo que le falta.




Empecé a escribir poesía a los 8 años en un cuaderno cuadriculado. Ésta es la primera página. Versos y figuritas con brillantina. Algo para compartir.






miércoles, 19 de diciembre de 2012

La casa de mi infancia limitaba al fondo
con la cancha de fútbol.
Cuando se juntaban diez,
alguno traía la pelota
y había partido.
Detrás del arco 
había un eucaliptus
y debajo del eucaliptus
vivía Don Isa.
Pudo ser Isaac, Isaías o Isacio,
no supimos.
Parecía japonés y tenía una radio portátil.
La gloria era cuando
el alambrado
que separaba mi casa
del terreno baldío
se sumaba a la noche
y desaparecía.




lunes, 17 de diciembre de 2012

Debo comprender a mi desconocida.
Curarme sola.
Dejar de castigar a esta esperanza
que me persigue con una flor en la mano.



domingo, 16 de diciembre de 2012

Todo iría bien
si supiese olvidar.
Pero abro la ventana
y me entusiasmo de nuevo.


sábado, 15 de diciembre de 2012

El poema de Idea Vilariño.

La música de Alfredo Zitarrosa.

La voz de Soledad Villamil.

"La canción y el poema", una maravilla.




viernes, 14 de diciembre de 2012

Puede en mí
el mismísimo orgullo.

Mis alas devuelven al cielo
hasta el último pájaro.

De cuanto amé,
no me he quedado con nada.


jueves, 13 de diciembre de 2012

Este sábado 15 de diciembre a partir de las 16.30 horas, el Centro Cultural de la Universidad de General Sarmiento (Roca 850, San Miguel) será sede del IV Encuentro de Escritores de la región.

El evento será coordinado por Julio Azzimonti.


lunes, 10 de diciembre de 2012

Me gustaba ir al aula de los mapas
y encontrar en el planisferio
la certeza de que al mundo le sobraba
pizarrón en los costados.
La distancia entre Yucatán y Chiang Mai
era tiza, trazo y puente.


sábado, 8 de diciembre de 2012

¿A qué distancia
de la costa
del mar
arrojado un corazón 
no vuelve?

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Desde hace días come arroz blanco.
Sonríe todo el tiempo.
Dice la palabra tempura
en lugar de temperatura.
No se saca la remera con strass.
Mi hija está loca de amor
por el chinito hijo del chino
del supermercado Wang.



Hay un dios
en las cosas imperfectas.
Las últimas flores de la noche
se abren en las manos.

domingo, 2 de diciembre de 2012

De madera
preferentemente blanca
y usada.

Busco una silla
para escribir
bajo un sol pequeño que no sufra.


sábado, 1 de diciembre de 2012

Si veo rápido
hay una flor azul
adentro del témpano.
Si veo lento
hay un témpano
adentro de una flor azul.