sábado, 15 de septiembre de 2012


Ahora la flor azul en el tajo de la piedra, existiéndose.
Contagiarse de cosas así.






1 comentario:

  1. Nuestra existencia se parece, poeta, a ese tajo en la piedra. Sin duda!

    ResponderEliminar