viernes, 1 de noviembre de 2013

No voy a negar esta tristeza.
Pero hace tanto ruido
la risa que nos daban
las cosas pequeñitas
que algunos días lloro
a carcajadas.