sábado, 17 de marzo de 2012

Suculenta


Algunas con los años
devienen en mujeres.
Yo devine en tuna.
No lo elegí
Pasó.
Es una suerte
que entiendas mis espinas
y las beses
como si fuesen bocas
es una suerte
digo
más suerte que la lluvia
en medio de esta árida existencia.