sábado, 10 de marzo de 2012

Pedido



Quiera Dios que me recuerdes buena
que te quede no más que mi dulzura
la virginal idea de blancura
y al recordar mi nombre te de pena.

Quiera Dios que cuando hayan pasado
muchos años desde tu partida
comprendas que también fue herida
tu alma por no haberme amado.

Que tu alma no me deje pido
y auque lo intentes que no exista olvido
un día sentirás que mi amor quema

Cuando te encuentres de nuevo desolado
querrá tu cuerpo venirse hasta mi lado
 quiera Dios que me recuerdes buena.




© Valeria Cecilia Pariso, 1996.