sábado, 28 de abril de 2012

miércoles, 25 de abril de 2012


A veces soy
una cesta monstruosa
llena con piedras, miedos, platos
libros, hijos y otras yerbas.

Y vos, generoso,
me cargás en tu espalda
convexa por mis penas
y me das un paseo
tarareando a Sabina.





domingo, 22 de abril de 2012

Guía para besar con Ll


Donde preludian collares
para avisar que ahí empieza
en el centro de la llama
en el valle del arrullo
donde te llevan tus ojos
cuando se llenan conmigo
allí, justo allí,
va un beso.




viernes, 20 de abril de 2012

Revista Literarte



Gracias, a la revista Literarte, declarada de Interés Cultural por la Secretaría de Cultura de la Nación, por publicar uno de mis poemas. Acá les dejo el enlace para que visiten la revista, está preciosa.


http://revistaliterartedigital.blogspot.com.ar/2012/04/valeria-cecilia-pariso-buenos-aires.html



De paseo por el blog Palabras Vivas, de Teresa Delgado



También fuimos de paseo al blog Palabras Vivas, de la maravillosa poeta Teresa Delgado.  Ha sido un honor la visita, acá te dejo el link para que visites el blog de Teresa. Entrá, te va a gustar.

http://teresadelgadod.blogspot.com.ar/2012/04/guia-para-besar-de-valeria-cecilia.html







Aprendí a llorar
con todo el cuerpo
y a tener los ojos secos
como nueces.





jueves, 19 de abril de 2012


Volver al beso
no siempre es tan sencillo
no es pájaro la boca
que uno le pone alpiste
y vuelve y besa y vuela
mi boca es resentida
tu boca la versea
no hay beso todavía.



lunes, 16 de abril de 2012


No sé dónde se fueron tantos besos
hicimos tantos buenos besos bravos
que un día se medía en doceavos
y en cada parte entraban tus excesos.

No sé dónde pusimos lo besado
magnífica humedad de la destreza
los besos de los pies a la cabeza
adónde están los besos que hemos dado

besos legos y besos que supieron
besos en huecos y en salientes besos
besos malditos besos redentores

Quiero saber, amor, dónde se fueron
que de todos los besos quiero esos
tus besos siempre fueron los mejores.




sábado, 14 de abril de 2012



Cuando todo resulte insuficiente
mis piernas y mis besos sobre todo
cuando el sexo se empaste con el lodo
y vuelva nuestra cama indiferente

cuando el amor parezca equilibrado
y me ames en secuencias repetidas
cuando tus manos sean precavidas
y mi cuerpo sea un súbdito pesado

cuando te guste menos y no quieras
besarme en una plaza y esté vieja
me internaré de lleno en la lectura

tal vez un día recuerdes cómo era
cuando el amor podía con las quejas
y el mundo consistía en mi cintura.



Intentaron explicarme
cosas difíciles
como la Santísima Trinidad.

Cuando pregunté sobre
las ondas electromagnéticas
dijeron algo
que tampoco entendí.

Quién me explica
qué provoca
la atracción de tu cuerpo
tu alma tu espíritu tu sexo puro
llamalo como quieras
a mi cuerpo mi alma
mi espíritu mi sexo puro
entre todos los que somos.


¿Por qué vos?
¿Por qué yo?

Qué Santísimo Misterio
qué ciclo lunar
qué campo eléctrico variable
qué meridiano
te imanta y me arrastra
me lleva y te atrae
más allá de nosotros
a pesar de nosotros
aún contra nosotros
dios mío
una y otra vez,




viernes, 13 de abril de 2012




Hay ojos que besan como bocas
y bocas que aman como manos
entonces puede ser que en estos casos
haya amores que emborrachen como vino.




jueves, 12 de abril de 2012



Dónde me encontrarás
si otra vez transmuto
y me quedo criando
guanacos en La Puna
o de pronto revivo
en monja gris o en puta
dónde me buscarás
si me pierdo en las otras
mujeres que me habitan
si me olvido tu nombre.




martes, 10 de abril de 2012

Con letras se vive





Gracias a la Revista CON LETRAS SE VIVE  por publicar algo de mi poesía en el número de Abril 2012.





domingo, 8 de abril de 2012



Durante mucho tiempo
ejercité  las virtudes teologales
Después no.
Después las dejé
me subvertí
busqué un marido tres hijos
y llené mi jardín de peonías.




sábado, 7 de abril de 2012


Todas las cosas
con sistema abre fácil
tienen la virtud
de incitar al uso.
El problema es que
una vez abiertas
las bocas fallan
y no cierran más.





viernes, 6 de abril de 2012


Al sur del sur
o más abajo
donde termina esta casa
en la que duermo
en la última baldosa
debajo del cimiento
de la fosa negra
que hicieron albañiles
en los años cincuenta
corre un río caliente
cuyo cauce
desemboca
en el sur del sur
donde termina tu casa
debajo de tu cama
en tu última baldosa.




miércoles, 4 de abril de 2012

ALERGIA DE OTOÑO



Justo delante de mi casa
viven dos fresnos
robustos como marineros
Son gemelos.
En otoño, cuando abril desata
las hojas de sus ramas centenarias
salen de fiesta y ellos
dejan sus huellas por todas las veredas.
Pero antes
antes de que se caigan
en el piso
borrachos de cansancio y de lujuria
liberan todo el polvo de sus vidas
como si el barco fuese a hundirse
ahora.

Vuelan sus polvos
entran en mi casa
se sientan un rato
alternativamente en cada una de las sillas
van al baño
se bañan
se peinan
andan caóticos y libres
como si hubiesen tomado mil litros
de cerveza
locos desaforados
hambrientos llegan a mi puerto
y cocinan un suflé
me usan el horno
ya relamidos con la panza llena
se meten en mi cama
todos juntos
es una orgía de naturaleza
llenan mi almohada de polvo y de pelusa
siento el calor urgente en todo el cuerpo
recorren mi garganta
les gusta mi faringe
siento sus lenguas ávidas de brisas
tienen predilección por mi nariz
juegan con ella
me besan en la boca
todos juntos
y me desatan
estornudos espasmódicos
uno tras otro uno tras otro
hasta dejarme de cama.




lunes, 2 de abril de 2012

Buñuelos valencianos.



En la plaza Colón
de Mar del Plata
las tardes de verano
hacían buñuelos.

Eran esponjosos
aireados fritos grandes
con manzana caliente
y azúcar que crujía.

Recuerdo que mi padre
los traía
en un nidito tibio
entre sus manos.

Mis hermanas y yo
los esperábamos
más que a los caracoles,
más que a las olas suaves
que empujaban
nuestros cuerpos pequeños.

Esperábamos los buñuelos
valencianos
todas las tardes
de ronda por la plaza

Jurábamos por ellos:
nos portaríamos bien
no pelearíamos
sacudiríamos la arena
de cada zapatilla.

Ah, qué buñuelos
tan exquisito,
nacidos en la plaza
junto a los árboles.