lunes, 2 de abril de 2012

Buñuelos valencianos.



En la plaza Colón
de Mar del Plata
las tardes de verano
hacían buñuelos.

Eran esponjosos
aireados fritos grandes
con manzana caliente
y azúcar que crujía.

Ah…recuerdo que mi padre
los traía
en un nidito tibio
entre sus manos.

Mis hermanas y yo
los esperábamos
más que a los caracoles
de agujeritos

más que a las olas suaves
que empujaban
nuestros cuerpos pequeños
con pretensión de hamaca.

Esperábamos a los buñuelos
valencianos
todas las tardes
de ronda por la plaza

Jurábamos por ellos:
nos portaríamos bien
no pelearíamos
sacudiríamos la arena
de cada zapatilla.

Ah…qué buñuelos
nacidos en la plaza
debajo de los árboles
tan exquisitos.