lunes, 21 de agosto de 2017

"lanzaba un canto de desafío" 
Juan Rulfo



Entonces no faltaron, no faltaban
las cantadoras
trayendo en su música los nombres
de los que habían vivido con coraje.

Cantaban y bailaban en las calles.

Aparecieron por primera vez
un día
entre las cuatro y las cinco de la tarde:

-Cantamos por María, hija de Antonia,
que mira lo ausente ante el espejo,
cantamos por Anselmo, el funebrero,
que les quita las penas a los muertos
y les convida whisky y les da pan,
cantamos por Juan, el niño quieto
que conoce el nombre de las aves
y los escribe en un idioma
que no sabe que se llama sefardí.

Aparecieron y cantaron.
Cantaban.

Cantaban tan fuerte que su canto
se mezclaba con el canto de los gallos.

Los gallos aprendieron el coraje
y más tarde aprendieron los perros.
El ladrido de los perros copió a las cantadoras

No hubo forma de callarlos.
Y nunca pronunciaron nuestros nombres.


domingo, 20 de agosto de 2017


Los buenos poemas nunca son inocentes, saben lo que dicen y sobre todo saben lo que callan.



sábado, 19 de agosto de 2017

Recibir regalos así un sábado a la mañana


AMOR DE 510 AC
… buscando el equilibrio
sagrado de las cosas...

Valeria Pariso


qué otra cosa sino la sonrisa de dos milenios
y medio en ella/ las complacencias protectoras
de él/ por responderle a valeria

         porque labraron maderos de eneas
-aquel respetuoso del patrocinio subido en andas-
ellos: amantes de cerveteri/ sobre un sarcófago
de terracota –previo 510- en louvre lens

anticiparon su fin/ hicieron de él su mejor momento
al legar sonrisas/ confianza en entregas porvenir
         son principados las paces de contemplación

ellos pusieron sus ojos sobre el nicho antes de ocuparlo
hicieron del respeto poesía/ sacral equilibrio/ amor




© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes –de forma-, 2017

Anoche, "Poesía en la terraza", en el Centro de la Memoria Haroldo Conti (ex Esma)



Daniel Freidemberg

Emiliano Bustos, hijo del poeta  Miguel Ángel Bustos

Diego Roel


José Antonio Cedrón




viernes, 18 de agosto de 2017


Veo las señales perdidas, la belleza cósmica que produce una palabra o un silencio.  En un tiempo, yo fui la guiada, la que canté y bailé entre las gasas blancas. ¿Cuánto falta para dejar de ver?



jueves, 17 de agosto de 2017


Alguna vez nos sentaremos a descansar,  dijiste.
Hace siglos abrimos las cartas,
las leímos
y por no aceptar el idioma que nos pertenecía
saltamos sobre la tabla que pasaba río abajo.
Dormimos parados en el frío.
Comimos lo que había:
una perla oscura, camalotes,
peces  con espinas de acero.
Fumamos en una sola pipa               
el tabaco que quedaba.
Tragamos agua sucia.
Nos mantuvimos de pie, buscando el equilibrio
sagrado de las cosas.
Y cantamos para olvidarnos las palabras
que nos habían cruzado los ojos, la garganta.
Hace siglos, un día, entendimos que los nombres
que leímos eran nuestros,
que la casa que leímos era nuestra,
que los hijos que leímos eran nuestros.
El miedo nos volvió desconocidos
y el tiempo nos endureció los cuerpos.
Querido mío, querido mío.
Alguna vez nos sentaremos a descansar, dijiste.




miércoles, 16 de agosto de 2017

Regalito




Lugar: Librería Saint Exupery, Bella Vista
Fotografía: Sergio Cavazza







lunes, 14 de agosto de 2017

Nos vemos el viernes



Emiliano Bustos
José Antonio Cedrón
Daniel Freidemberg
Diego Roel
Valeria Pariso


Este viernes, 19 horas (Ex Esma- Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti)



domingo, 13 de agosto de 2017


Cantábamos para dejar de asustarnos porque sabíamos que después de nosotros no venía nada.





sábado, 12 de agosto de 2017

Emoción



Hoy, de 16 a 17.30 horas, iniciaremos el taller de poesía cuatrimestral en la librería más linda del conurbano. Bienvenidos los nuevos integrantes. Bienvenidos los que siempre vienen. Que la poesía nos acompañe toda la vida.






Hace varios días, con mi hija, volvimos a intentar una dieta vegetariana. A ella le gustan casi todas las frutas, salvo las manzanas. 

-Manzanas, no, mami- dijo ayer cuando me vio ir hacia la verdulería.

Yo, parada frente a un cajón de manzanas verdes, sonreí pensando que si fuésemos dos niñas haciendo magia y de pronto, por cielo apareciera un árbol repleto de manzanas, mi hija amaría las manzanas para siempre.





viernes, 11 de agosto de 2017


Veo la puerta abierta.
Las lavandas deben estar en flor por estos días.
Yo caminé descalza sobre la muerte.
Bailé y canté para invocar al fuego,
hasta verme los pies violetas en el frío.
No me fue dada la canción protectora.
No supe más.
Ay, mundo,
yo,  tu extranjera,
te hacía señas blancas sobre la nieve.





jueves, 10 de agosto de 2017


Nada.
No puedo nada.
Mi sombra tiene el peso de mi cuerpo muerto.
He visto y he atendido las señales malditas:
todo lo que pudimos,
todo lo que no pudimos.
¿Quién mueve ahora
mi mano abandonada?




lunes, 7 de agosto de 2017

Equipo



Ayer, nosotros, nuestro equipo de trabajo del ciclo de poesía en Bella Vista. Una edición dedicada a los niños, inolvidable.


domingo, 6 de agosto de 2017


Descubrir que todo había sido probado antes, con más o menos suerte, que nada me pertenecía de manera única e irrepetible. Que todo seguía igual, como si mis manos no hubieran existido, o no se hubieran invisibilizado en el aire, dejando polvo de piedra sobre las piedras. Sobre todas las piedras del mundo.





sábado, 5 de agosto de 2017