martes, 27 de enero de 2015

Descripción de un nudo

Como si estuvieras
con los pies descalzos sobre el borde
de cara al precipicio
y el viento te moviera los tobillos.

Estás vos ante el polvo,
vos ante lo hermoso del abismo
con el grito pegado a la garganta,
tu grito que subió
desde tus pies descalzos,
tus pies descalzos de punta al precipicio
y con  el viento que sigue dando vueltas
metido en tu cabeza.
A esta altura el viento está metido
en tu cabeza, en tu coraje, en tus tobillos
y el grito crece ahí
llenando tu garganta.

El grito ahí.
Ahí.
El grito entero ahí
cerrado en la garganta,
grande como un millón de estrellas.
Un alarido atado y luminoso
hace una cruz adentro de tu boca.


Vas a soltarlo cuando te das cuenta
que entre tus brazos
hay un bebé
que duerme.

Y no gritás.

No gritás, dios mío, no gritás.

Eso es un nudo.



2 comentarios:

  1. Fantástico tu blogger, tus reflexiones, tus poemas tus letras, Valeria.
    Gracias, un placer leerte y un saludo cordial.

    ResponderEliminar