viernes, 20 de enero de 2017


En casa hay lagartijas. Durante el atardecer es fácil verlas cruzar las medianeras. Por minutos, suelen quedarse quietas, verticales sobre la pared, como si desconocieran la existencia del viento o lo adoraran.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada