martes, 31 de diciembre de 2013

El 2013 fue un año en el cual la muerte me estuvo rondando cerca. En febrero Gabo, mi marido, se salvó de un infarto. En noviembre, mi hijo estuvo internado en terapia intensiva también por el corazón, el mismo problema cardíaco que su papá. Fue un año bravo. Pero sobre todo fue un año de aprendizaje. La poesía se hizo vida y viví en poesía más que nunca. Pude publicar Paula levanta la persiana. No es fácil sacar un librito en medio de la crisis. La poesía salva y nos seca las lágrimas. Aprendimos con mis hijas que la gotita de lluvia sigue siendo maravillosa aún cuando cae de la hoja al suelo. Nos levantamos. Aprendí sobre el amor, la magia y el coraje. Aprendí sobre el tiempo y el destiempo. El aquí y ahora. El para siempre. El nunca digas nunca. Aprendí que las gitanas por algo leen las manos. Todo está ahí. Aprendí que puede aparecer un violín en los lugares más insólitos, la plenitud del silencio, la generosidad de los atardeceres. Y aprendí, en medio de la feria y las ofertas, que hay gente que está dispuesta a hacerme mal porque no todos son buenos bajo el sol. Y eso también es la vida, está bien que a los 43 años haya entendido que la maldad no es algo que aparece solo en los cuentos de brujas. Con lo bueno y con lo malo, el 2013 fue el primer año del resto de mi vida, y será, sin duda, al menos para nosotros, un año inolvidable.

lunes, 30 de diciembre de 2013

Más info sobre la Feria del Libro Independiente de Puerto Madryn

"Puesto El Botín en la Flia Puerto Madryn del 12 de enero: Pura poesía

Coso, Gabi Jimenez
ceremonia del té en los ojos, Fernanda Maciorowski
Seudo análisis de la obra de Berni, Lucho Carranza
anima(i)s, Macky Corbalán
Cabeza de tarro, Elpiti Dacapiwan
Nadando, Jorge Curinao
Plegarias del humo, Jorge Curinao
Cero sobre el nivel del mar, Valeria Pariso
Hullabanca, Maritza Kusanovic
Cotas de un sastre, Fabian Urban
La cuerda de los relojes limando el tiempo. Antología de poetas de Puerto Madryn.
Las bonitas páginas, Nelly González
Paula Levanta la persiana, Valeria Pariso
Discurso del contador de gusanos, Ariel Williams
Hablados por la poesía, Osvaldo Aguirre."


















¡Muchas gracias,  Fernanda!

Novedades de la Feria del Libro Independiente de Puerto Madryn.

Dice Fernanda Maciorowski: "En la flia. del 12 de enero, vamos a tener, entre otros, estos libros-perlas a disposición del lector de poesía: 

Anima(i)s, de Macky Corbalán
Coso, de Gabi Gimenez

Paula levanta la pesiana, de Valeria Pariso"
ÁRBOL


Late
el verde apretadito entre las manos
y sueña alto,
alto, alto, alto.
Y cómo no.




domingo, 29 de diciembre de 2013

Ay, qué calor




Con 40 grados de calor no hay forma de sacar a Roma de atrás de una maceta. Sufre el calor tanto como yo, y ninguna de las dos entendemos qué hacemos viviendo en un lugar donde de diciembre a mayo es verano. Pero amamos esta casa porque fue la casa de mi abuela. Y tiene baldosas viejas de granito que de tan viejas, si vas descalza, sentís los granitos del piso. Y un galponcito donde guardamos desde el dogui hasta una multiprocesadora que dejó de andar cuando quise hacer queso rayado y era tan duro el queso que fundí el motor. En fin, Roma y yo andamos atontadas por el calor, pero nos hacemos compañía. Ambas sabemos que estamos aquí, juntas e incondicionales, transitando el desierto, resistiendo como dos cactus.

sábado, 28 de diciembre de 2013

HIJO

Los muelles son sagrados.
Todos los hombres del mundo
han llorado en el mar.




viernes, 27 de diciembre de 2013

HIJAS

Antes de dormir no olviden
buscar entre las flores
la fuerza anunciadora de la luna.




¿Viste alguna vez
 dos tigres cruzando la montaña?

La pareja es tan perfecta que bajo el cielo
se vuelve una nuez.

Su sombra se ilumina
como un árbol de agua.

Los he visto con mis propios ojos.
Ahora tengo la nostalgia de un cóndor al sol.



jueves, 26 de diciembre de 2013

Capital Federal, calle Florida, Argentina.




Como si hubiesen puesto
entre mis manos
un océano entero
y yo lograra
sostenerlo
y no cayera un pez
ni una gota de sal.

Así.
Como si yo pudiera.


martes, 24 de diciembre de 2013

El incansable trabajo de Valeria Cervero. Gracias totales, Vale querida.

http://deloquenoaparecenlasencuestas2012.blogspot.com.ar/2013_12_24_archive.html


Con este calorón que hace te lo digo ahora: sé feliz, si no estás conforme con algo, rehacelo. Si no te gusta cómo estás, rehacete. Y si te gusta cómo está todo, disfrutalo, vivilo, cuidalo. Para mí la Navidad y el Año Nuevo es esto: brindar con familia y amigos por la posibilidad de nacer, de nacerse. Este año conocí personalmente a amigos nuevos. Brindo por eso. Pude editar otro librito. Chin chin también. Veo a los hijos de los amigos y a los míos que están creciendo según su ritmo, chin chin. Mi familia está unida, chin chin. Cada vez necesito menos, chin chin. Cada vez preciso más cosas que no se compran, chin chin. Salú y poesía, por cada puntito de arena, por cada puntito de noche, por cada gesto de amor.


viernes, 20 de diciembre de 2013

Que sueñes con música
aunque el cuerpo insista
con el silencio quieto de las catedrales.









jueves, 19 de diciembre de 2013

Hay palabras que sacan un filo inesperado. Ay, si supiese detectar los bordes.


miércoles, 18 de diciembre de 2013

Cuando el cóndor bebé
se tira al vacío


mira

la distancia infinita


y se deja caer.


El vuelo es esa
soledad final.


martes, 17 de diciembre de 2013





Gracias totales, Valeria Cervero, por acercar mi poesía a los susurradores del colegio de Bellas Artes de San Clemente. ¡Y gracias Cecilia Samaniego y Joaquín Valenzuela por susurrarla!



Entre la oscuridad
y el alba
insiste
el día.

lunes, 16 de diciembre de 2013

Todo mi mundo entraba en su tristeza.


domingo, 15 de diciembre de 2013

Hubiese sido lindo
mostrarte
andarte
con la alegría a cuestas
de no saber la herida
y cantar sin memoria
decirte sin memoria
que me hubiese gustado
mostrarte cómo era
no ésta máscara, el sueño,
cuando no tenía miedo.



Un día
me enseñarás
la palabra sin sombra.

sábado, 14 de diciembre de 2013

La poesía es un animal que abraza

http://www.lanacion.com.ar/1647502-emotivo-abrazo-de-una-chimpance-con-la-cientifica-que-la-salvo


Construíamos
caminos
juntos
con ramitas quebradas
porque éramos niños
construíamos
construíamos
juntos
con ramitas quebradas.

No sabemos volver.
No sabemos volver.


viernes, 13 de diciembre de 2013

En la sombra tibia
y esponjosa del árbol
me he dormido, tontamente,
bajo cuatro o cinco
ramas crueles.



jueves, 12 de diciembre de 2013

Detrás del tapial, dos lunas anochecen en un árbol.



Trece caballos marcan el horizonte. ¿Tiemblan sus cuerpos junto al río? El agua cae del paisaje trayendo las voces de mis hijos. Siempre me nombrarán de esta manera. Dicen mamá y se detiene el viento.



miércoles, 11 de diciembre de 2013

Entonces un día sentís que ahora sí comenzó tu vida, y no sabés de dónde sale ese golpe de tambor, hasta que te mirás y sos vos. Y son tus manos.


martes, 10 de diciembre de 2013



Fue el regalo que me hicieron para el día de la madre. El mejor regalo. Recuerdo el día que los vi en una librería por primera vez. No me animaba a saltar para tocarlos. Estaban ahí, tan lejanos y tan perfectamente míos. Los estantes de las librerías son muelles. Debajo de los libros, viene el mar.

domingo, 8 de diciembre de 2013

atardece


No haber entendido nada
pero nada
del destino.

Y sin embargo sentirlo
como se siente
el verde recto y furioso
del bambú
bajo la lluvia.





sábado, 7 de diciembre de 2013

Verde sobre verde sobre verde






(árboles en el corredor aeróbico de Muñiz-Bella Vista)

jueves, 5 de diciembre de 2013

Al final al sueño no le faltaba ningún sello. Ando despierta y acabo de anotarme en el Profesorado de Lengua y Literatura. 
Me he asustado mucho.

El miedo es cosa seria.

Me asusté con la muerte, con el hielo,
con abandonos en medio de la calle
me asusté, con asfixias, con el fuego,
y con lastimaduras pavorosas.

Me asusté con vos, conmigo.
Me asusté. Me asusté hasta el cansancio.

¿Qué haremos ahora que he vencido el miedo?

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Hay viento.

Una flor pronuncia
la pared del miedo.

Hasta aquí.






martes, 3 de diciembre de 2013

Anoche soñé que me anotaba para el profesorado de Lengua y Literatura, para dar clases en los colegios secundarios. Que empezaba de cero. Que terminaba muy cansada después de la casa y de mi trabajo de abogada. Y aún así me desperté con ese sueño. En cuestión de horas averigué todo. La inscripción es pasado mañana, pasé por la casa de fotografía y saqué dos fotos carnet, pasé por el sanatorio y como no había nadie entré y me hice el apto sicofísico, busqué el título del secundario y  qué loco, pero hasta tenía guardadas las fotocopias que me piden en los requisitos. ¿Casualidades? No sé. Espero que esté todo, que no falte ningún sello en nada. Yo creo en los sueños.  



lunes, 2 de diciembre de 2013

Tal vez sólo he venido a decir
aquello que no sé decir
del modo que quiero.

Quiero decir: el amor es posible.

Pero no de éste modo, fijesé.

No con las palabras que se dice
el amor es posible.

Entonces, todo se reduce a insistir,
a andar con la palabra que no llega
 y que usted sabe que nunca me saldrá.

Pero tiene la misma impresión que yo,
es decir: el amor es posible.

Le gustaría que se lo digan de otro modo,
claro.

Pero a cambio lee y así estamos.

Con la ausencia que somos,
esperanzados, mudos.


Es posible regar un jardín
yendo y viniendo
con agua entre las manos.

Insistir hasta escuchar
el  sueño arrepentido de las hojas
que querían morir al mediodía.

Es cierto tanto sol
pero calmada la sed
las suplicantes bailan.

No es la ausencia
sino el agua, corazón,
lo que nos lleva al olvido.


domingo, 1 de diciembre de 2013

Un vestido lila, lila jacarandá, lila Alejandra, un vestido que tarda en terminar hasta los tobillos, conseguido en un perchero de cosas imperfectas, de piedritas sueltas, de oferta por falta de demanda. ¿Quién podía querer este vestido lila de árbol? Mis ramas se sonríen. Shshshshs.