jueves, 21 de junio de 2012



No tengo runas.
No quiero saber
si al fin de cuentas
cuando todo se reduzca
a vos y a mí
volveremos a cometer
las mismas idioteces.



martes, 19 de junio de 2012



 
Las mujeres podemos
descargar litros de agua.
Licuarnos.
Escaparnos de todos
los vestidos
dividirnos en gotas
montones de gotas
enjuagar los pisos
de nuestras casas
sin estropajos
sin productos de las góndolas de limpieza
que son caros y abrasivos
nuestro llanto alcanza
para baldearlo todo.





martes, 12 de junio de 2012

En Montmartre






En Montmartre, un mozo con boina de franela celeste me sirvió un crepe sin nada, sin dulce de leche, sin manzana, sin banana, sin ron. Y me dijo ante mi queja en un francés enojado que adiviné: "Usted pidió solo un crepe de vainilla, madame..."




Ahora no tengo suerte
con los helechos.
Cuando sea vieja
tendré un helecho
furioso y verde,
una selva en un rincón del living.
Ahora no.
Ahora mueren después de haberse puesto
tristes, desarropados.
A las viejas los helechos les crecen
de maravilla:
Es que tienen siempre la casa húmeda,
tibia y con olor a musgo.
Se mueren ellas.
Pero eso no viene al caso.



jueves, 7 de junio de 2012


Hay un hombre
que en las noches de invierno
que caen como agujas
se acuesta en la entrada
de un negocio que alquila DVD
 frente a la avenida.
Duerme.
Sé que está vivo
debajo de la frazada
de cuadros rotos y de las bolsas
abiertas como colchas.
Lo sé porque no lo mueven.
Si estuviese muerto
alguien lo hubiese levantado.




martes, 5 de junio de 2012



Puede parecer
que ella está evitando
la vereda del sol
o que escoge
vidrieras limpias donde mirarse  
pero no
lo cierto es que va
sorteando baldosas
con el corazón en la boca
no sea cosa que
ese amor otra vez
la encuentre
y la desordene.


 

lunes, 4 de junio de 2012

Eso del desapego es puro verso




¿Y ahora qué?
Ya te solté y dejé que todo fuese
una humareda de vos entre los patios.
Y entonces
tu olor untó mis remeras
 y mis faldas colgadas al sol
y los vestidos del barrio
y las cortinas de todos.
Ahora tu nombre me llena
los pulmones
No sé dónde leí
que traía ventajas
el desapego.
Puro verso.
Te llevo pegado a mí
como el olor a humo.




 
De todas las soledades
tengo una
que no quiere
bajo ningún pretexto
estar a solas conmigo.



sábado, 2 de junio de 2012

Desde el faro de Chile

¡Gracias, Revista El Faro de Chile, por publicar mi "Guía para besar en Otoño" en la edición del mes de Junio!
Acá les dejo el enlace para que visiten la revista que es maravillosa:

http://issuu.com/faroeditor/docs/20.-_edici_n_2_de_junio

viernes, 1 de junio de 2012


 
No soy rea
No fui atrapada in fraganti delito
Nada escondo
No descanso de maratones.
No estoy en penitencia
simplemente esta vez
 me quedo
quieta
aprendiz de araña 
en un rincón con hojas
para esperar que llegues.