martes, 5 de junio de 2012



Puede parecer
que ella está evitando
la vereda del sol
o que escoge
vidrieras limpias donde mirarse  
pero no
lo cierto es que va
sorteando baldosas
con el corazón en la boca
no sea cosa que
ese amor otra vez
la encuentre
y la desordene.


 

2 comentarios:

  1. Un sentimiento muy real, dicho tan tan bien! Gracias, poeta!

    ResponderEliminar
  2. Un comportamiento, un sentimiento real.
    Ya te dije.. Vale, dejá de espiarme en la calle.

    ResponderEliminar