miércoles, 19 de septiembre de 2012


Tener la convicción de la langosta.

La osadía negra del abejorro bebiendo agua
en el borde de una piscina azul.

La succión animal de la enamorada del muro.

La desobediencia de las mariposas.

Tener eso.

Algo de eso.

Y un deseo que te expulse del cielo.