viernes, 21 de septiembre de 2012

Algunos hombres se desmemorian.

No existen amores imposibles.

Ellos saben de cosas difíciles.
  
Cuando eran niños todos
atrapaban mariposas con dos dedos.