viernes, 25 de noviembre de 2016


Una casa pequeña a pasos del mar. Una sillita blanca, de madera, preferentemente usada. Libros, papeles blancos, lápices negros con buena punta. Café. Vino. Pan. Un tiempo en un lugar así.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada