miércoles, 12 de agosto de 2015

Anoche soñé que un amigo me traía sus dos leonas a casa para que se las cuide. Yo las dejaba estar en el living pero no tenía qué darles para comer. Luego comenzaban a venir niños pequeños a visitarme y yo no sabía cómo hacer para que no se acercaran a las leonas. Cada vez que uno de los nenes hablaba, una de las leonas rugía. Mi amigo me mandaba un wasap avisando que estaba retrasado con el tránsito en capital, que aguantara a las leonas un rato más. Lo único que tenía cerca para darles eran flores. Se las ofrecí y a las leonas les gustaron. Los nenes estiraron sus manitos y les ofrecí también. Hasta que me desperté, todos estuvieron comiendo flores.

2 comentarios:

  1. es todo un honor leerte un beso andrea

    ResponderEliminar
  2. Gracias por pasar y comentar, Andrea. Un beso.

    ResponderEliminar