sábado, 23 de marzo de 2013

Sigue lloviendo, y ya no entra
más agua en las pupilas

alguien,
en un corte ritual,
abre un paraguas
negro,
para mí.