lunes, 25 de febrero de 2013

Habría que
dejarse aventar
como una bolsa plástica
que vuela de aquí para allá
mostrando que nada
tiene el peso suficiente
como para que se quede quieta.

Ser parte del viento.

Ser aire lila.

Ojalá me pasara.Pero no.

Yo muero lenta,
pesada,
casi
inadvertidamente.



domingo, 24 de febrero de 2013

Gracias totales, Gustavo.
http://mispoetascontemporaneos2.blogspot.com.ar/2013/02/poema-de-valeria-pariso.html

Teníamos la alegría
de no pedirnos nada
y las manos iguales
para dar.



jueves, 21 de febrero de 2013

Si querés,  poné mi corazón
donde tu experiencia diga
que me volará los huesos.
Arrancame de raíz. Observá.
No sé cómo pasó pero el cuerpo
se me hizo interminable:
mi memoria se expande en el vacío.


miércoles, 20 de febrero de 2013

Temblar de recuerdo
es fácil/ hay que/
izar una florcita
a un mástil/ y quedarse/
parado a la intemperie/
el viento suficiente/
hasta que/
ese perfume/ cante.


martes, 19 de febrero de 2013


No para soñar/sino
para hacer memoria/
para tender al sol
como trapitos/los días y las noches/
yo/ que no sabía escribir/
te besaba los dedos.






lunes, 18 de febrero de 2013

Somos la flor de un cactus.

domingo, 17 de febrero de 2013

Mañana
con qué manos
me lavaré la cara
si las mías quedaron
levantando castillos
bien cerquita del mar.



Pasos







(Foto tomada en Enero 2013, Marjorie Glen, Punta Loyola, Río Gallegos).

sábado, 16 de febrero de 2013

Ahora sueño sin imágenes. Yo fui
la que apostó los ojos, la que
durmió sobre el costado que no podía tocar. 

Lo que sobreviene es una
soledad de mar
que busca un barco desesperadamente.



viernes, 15 de febrero de 2013

Un violín que tiembla a una laguna,
las
manzanas verdes sobre la vereda,
el himno a medianoche,
sobre un cielo sin voz,
y los perros
sin plaza,
y la plaza sin sueño,
y la flor del cementerio buscando ser tocada.

En fin, lo que no ocurre,
lo que nadie creería que ocurrió,
la magia, la vida.




jueves, 14 de febrero de 2013

El blog cumple su primer año!


Hoy el blog cumple su primer año. En este año, Tantotequería, me regaló amigos, libros, sorpresas, mails, puras demostraciones de amor y de respeto por la poesía. Gracias a todos los que pasaron y pasan por aquí en busca de una palabra que los consuele, que los nombre, que los calme, que los diga. Chin chin.





Foto de mi amiga Karina Giglio.

miércoles, 13 de febrero de 2013

No vayamos a hacer
como la tía Olinda
que cuando discutía
con mi tío Manuel
ponía el mantel de hilo
el blanco el de la abuela
y decía no vengas
Manuel con más planteos
que si viene visita
queda mal que peleemos.


martes, 12 de febrero de 2013


lunes, 11 de febrero de 2013

A veces, el aire se tensa.
Cuesta entrarlo sin aferrarse
a un pasamanos. Como si
se respirase hilo sisal.

No es más que un suspiro
lo que se debate entre
la imposibilidad y lo infalible.




domingo, 10 de febrero de 2013

Pasá a mi lado igual que si pasaras
junto a una gitana.

Al viento no le importa
la suerte cuando empuja.

Qué culpa tengo yo
de lo que habla mi mano.



sábado, 9 de febrero de 2013

No se queda quieta.

Baila descalza.

Canta bajo la lluvia.

La ausencia no necesariamente
es una muerta triste.

viernes, 8 de febrero de 2013

Yo pisé la redondez del fin.

Hay piedras del tamaño
de un pan, de un sol, de un confite.

Un mar con olor a playa.

El viento parece un círculo
que invoca a la memoria.

Y yo quiero volver al punto de partida.








jueves, 7 de febrero de 2013

Hoy duele
no hallar la parte
del cuerpo que se queja.

Aunque busco no calmo
al animal herido
que se acurruca en mí.

Así y todo
crecen lavandas
por todos lados.

miércoles, 6 de febrero de 2013

Tendrías que haber visto
la insistencia del viento
enredado en las matas.

Casi un puño del sol
bien cerquita del suelo.

Una selva amarilla.

Tendrías que haber visto
lo que eran las retamas.


martes, 5 de febrero de 2013

Panzas de gatos contra las ventanas









(Foto tomada en Enero 2013,  Punta Loyola, Río Gallegos).

sábado, 2 de febrero de 2013

Respirar
como los cactus atormentados
por la belleza del viento

que quieren temblar

y no saben
cómo se hace.


He de vivir
con la certeza
de ésta extranjería.

Es mejor.

Peor era
no saber dónde nacían
las flores azules.

Las manos trazan rutas
en las venas.

No exagera el viento
en algunos lugares.

Era necesaria esta fuerza
para juntar las venas
y las flores
en una misma patria.


viernes, 1 de febrero de 2013

Ese lujo de la simplicidad.