sábado, 2 de agosto de 2014

Leo poesía jujeña y cada dos o tres poemas leo a Emily Dickinson. Y cada dos poemas de Dickinson leo más poesía jujeña. Porque me gusta el desorden que me provoca en la sangre saltar en el tiempo y en las voces.


No hay comentarios:

Publicar un comentario