lunes, 25 de julio de 2016


Dame la piedad de la duda.
La tibieza de la duda.
La suavidad de la duda.

A vos, te hablo, corazón.

¿Oíste alguna vez
llorar
a un camello en el desierto?

Oí.

No hay agua.
No hay
agua.

El camello lo sabe.

Ese sonido gutural que abre
la arena en dos
es la letra del dolor.

¿Oís?

No es la falta de agua lo que llora.
Es la certeza.





domingo, 24 de julio de 2016



La belleza de abrir una puerta y encontrar a alguien que espera.




El taller abierto y gratuito que hicimos ayer en la librería Saint Exupery de Bella Vista fue mágico. Regresé a mi casa de Muñiz con la alegría de haber recibido mates, asombro, sonidos, formas de mirar, silencios, nudos en la garganta, la belleza de abrir una puerta y encontrar a alguien que espera. Me sigue acompañando la misma certeza: el acceso a la poesía es un hecho de justicia.



sábado, 23 de julio de 2016

HOY


Qué hilo une la poesía de Graciela Cros con la de Marcelo Dughetti, la de Leónidas Escudero con Juarroz, la de Pablo Romero con la de Tani Mellado, y la de todos ellos con el llanto de los camellos en el desierto, y aún más, lo antedicho con la poesía de Jack Kerouac, con el consejo para poetas de Abelardo Castillo, y todo este berenjenal con tu escritura. Ah, eso lo vas a ver hoy a las cuatro de la tarde.

Vení, que la vida es una.







https://www.facebook.com/events/646895015464752/

jueves, 21 de julio de 2016

Regalitos que me llegan



 Fotógrafa; Claudia Gustinelli

miércoles, 20 de julio de 2016


Fui convocada como jurado para el "Concurso de Poesía de las Olimpíadas de Literatura" organizadas por el Municipio de San Miguel. Muchísimas gracias, es una inmensa alegría.





martes, 19 de julio de 2016


Corregir un poema: el lugar del silencio.


domingo, 17 de julio de 2016

Comentarios con nombre


No quiero que me dejen comentarios sin nombre. Volví a habilitar la opción de publicación abierta, para que todos los que quieran puedan comentar.  Hay gente que no tiene perfil de blogger entonces la única forma de comentar que tiene es aparecer como anónimo. Bien, escriban su nombre al final del comentario. Esas son las reglas de este blog. Ese es el respeto por el lector. Yo soy lectora de los comentarios, los leo con atención y con alegría. He conocido gente maravillosa a través de los comentarios de este blog. Ya lo saben: el comentario que no tenga nombre no será publicado. 


sábado, 16 de julio de 2016

Libre y gratuito

El sábado 23 de Julio, de 16 a 17:30 hs voy a estar dando un taller de escritura y lectura de poesía, abierto y gratuito, en la Librería Saint Exupéry de Bella Vista. Pueden venir los que quieran, los que se animen, los que tiemblan, los aburridos, los asombrados, los quietos, los de siempre, los desconocidos, los ciegos, los mudos, los divertidos, los huérfanos de sol y de sombra, los que intuyen que hay algo para hacer.


Reservar lugar por teléfono o personalmente:

Tel: 4-666-7607 - Maipú 1487 Bella Vista- Pcia. Bs.As.




jueves, 14 de julio de 2016


De todas las formas del despojo
nos fue dada la afasia.
En una lucha brutal
poníamos el cuerpo
y cada tanto
una palabra nos vencía.
Una vez al amor le dijimos amor.
A la presencia, presencia.
Todo el silencio del mundo
no pudo con eso.





miércoles, 13 de julio de 2016

Invierno



Fotógrafa: Karina Giglio



martes, 5 de julio de 2016

Sobre el bote,
la niebla se ha llevado tu mano. 
¿Hay alguien río abajo?
Ni siquiera llego a verme los pies.
¿Querés que te diga?
No sabría que estoy viva si no fuese
porque reconozco al tacto mis cicatrices.
¿No es una catástrofe 
en estas condiciones
insistir con la palabra?
Todo un río dispuesto para el silencio y qué.
¿Con qué necesidad 
perturbar el sueño de los entregados?
¿Adónde está tu mano?
No me puedo dormir.
El cuerpo me entra en la esperanza
y canta.



domingo, 3 de julio de 2016

Viajar es un poema

Bueno, empecé a organizar las crónicas de viajes en un blog nuevo. De ahora en más, los relatos de viaje no irán en este blog sino en el otro. La idea surgió a raíz de un comentario de la poeta Silvia Castro, donde decía que le gustaría ver estos comentarios de viajes que hago, unidos, todos juntos. Anteriormente ya me lo había dicho la querida Graciela Perosio. Entonces pensé que todo lo que está junto es más fuerte. Que lo importante es conservar lo que el otro nos dio, el asombro que nos provocó, el otro o el paisaje. La escritura tal vez nos sirva para eso. Así que voy a ir armándolo de a poco, porque tengo todas mis anotaciones en papelitos, folletos, cosas que guardo como ayuda memoria.
Vamos a ver qué sale. Recordar es como viajar de nuevo.
Pueden pasar a pispear: Viajar es un poema.






viernes, 1 de julio de 2016

Gardey


Bebedero en la estación de tren de Gardey. La imagen de la sed.

Mardel



Mar del Plata, provincia de Buenos Aires

Don Quijote y Sancho Panza




Tandil, provincia de Buenos Aires




De película




Gardey, provincia de Buenos Aires

Crónicas de viaje




Entre los artesanos de Tandil hay un puesto que vende platos y vasos de cerámica todos desparejos. No hay bordes lisos ni piezas iguales. Un cartel dice "La belleza está en la imperfección". Sí, señores, sí.




El polvito que tienen los salamines y los quesos se llama emplume. Cuanto más emplume tenga, mejor. Mirá lo que aprendí en Tandil, ah.



Lo más divertido, los nombres de los restaurant y bolichitos de Tandil: "Carajo", "Hasta el moño", "El brete", "Comé, cabrón", "Hoy te toca".



Hay un lugar, llamado Vulcano, que es el único almacén donde se puede comer en Gardey. Dicen que es buenísimo. Si vas a Tandil acordate y andá, porque queda a 25 km de nada más. Abre sábados, domingos y feriados. No estaré cerca esos días. Yo fui un jueves nada más que para imaginarlo abierto.




El sábado a la noche, sobre una de las sierras de Tandil, estaba tendida una sábana blanca enorme que decía "Vane, ¿te querés casar?" Teniendo todo el cielo para colgar un pasacalles, él eligió apoyar sus palabras sobre la tierra.



Tengo la manía de ir a las estaciones de tren de los pueblitos. Por Gardey pasa el tren. No hay bancos para sentarse a esperar y sobre los rieles de las vías caminan las vacas. Me quedé un rato hasta que nos miramos con una de las vacas y entendí que el lugar le pertenecía a ella hasta que pasara el próximo tren.


-Y ustedes  adónde van a comer, no me diga un lugar turístico de esos que nos matan a los de que venimos un fin de semana, dígame el lugarcito donde van a comer los que son de acá, donde van con su familia porque saben que se come bien.
-Ah, nosotros comemos en casa, ahí se come bien,  no vamos a comer afuera.

(Recién llegada, diálogo con un hombre en Tandil, provincia de Buenos Aires)


Gardey es un pueblito que queda a 25 km de Tandil. 532 habitantes. La mitad levantaron la mano para saludarnos cuando pasábamos con el auto. La otra mitad dormía la siesta.



"El salamín picado grueso es el mejor. A veces la gente me dice que no lo lleva porque ve los pedazos de grasa y no le gusta. Pero el picado fino tiene más grasa que el otro, lo que pasa es que está toda triturada y mezclada para disimular ¿me entiende?, como en todo, vio, como en todo."
(Explicación de una productora de salamines, Tandil, provincia de Buenos Aires)



En la estación de tren de Gardey no hay bancos frente al andén donde sentarse a esperar. Hay una sala de espera, con puerta y cartel que lo informa. Traté de entrar pero la puerta estaba cerrada con llave. Como si la espera fuese un lugar, el gran lugar, y  uno pudiese, con una llave, quedar del lado de adentro o del lado de afuera.



-Junio 2016-