miércoles, 9 de diciembre de 2015



Que un recién nacido te agarre la mano, que un sueño perturbe tu obediencia ciega.





No hay comentarios:

Publicar un comentario