miércoles, 30 de diciembre de 2015


Es tanta la vida que tengo que agradecer este año que no me queda tiempo de reprochar nada al destino.



No hay comentarios:

Publicar un comentario