lunes, 20 de julio de 2015

Hemos llorado tanto que ahora somos un árbol sin sombra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario