jueves, 25 de junio de 2015

Muñiz nunca tuvo oficina de Correo. Pero en algunas esquinas había buzones. Yo iba siempre al de San José y Muñoz. Cada vez que metías la carta en la ranura tenías la sensación de que habías hecho algo irreparable.



No hay comentarios:

Publicar un comentario