jueves, 25 de junio de 2015

El día que bajé del altillo a mi muñeca Carolina para mostrársela a mi hija, cuando la vimos, casi nos morimos las dos del susto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario