martes, 30 de septiembre de 2014



No me puedo dormir. Leo a Miguel Ángel Bustos. Leerlo me provoca algo que limita con el miedo. Ese límite hace que lo siga leyendo. Entonces no me duermo. No me puedo dormir leyendo Visión de los hijos del mal. No me puedo dormir cuando el sueño limita con el miedo. Por eso escribo.




En La Estación, el ciclo de poesía que estamos haciendo acá, en Bella Vista, cuando Gabriela Vega leyó a Idea Vilariño, recomendé que escuchen esta versión de La canción y el poema, interpretada por Soledad Villamil. A lo mejor se olvidaron. A lo mejor no la escucharon. A lo mejor ahora la escuchan y se vuelven a morir de amor.










lunes, 29 de septiembre de 2014


Primero le iba a poner "Muaré", palabra que descubrí al leer el cuento El Río, de Cortázar. La palabra me gusta, pero al tiempo me di cuenta que no tenía nada que ver con el hilo. Después le iba a poner "Un amor real", en honor a Pasajera en trance, de Charly García. Pero no puedo sobreponerme a la impresión que me da cuando veo el título escrito sobre la hoja A4, con letra Arial 24 negra. Ahora no sé. Ahora vuelve a ser "éste" hasta que se me ocurra un título nuevo para el libro nuevo y ese título no me cause repulsión después de haberlo leído o pronunciado durante unos días.



Odio tener que ponerle título a los libros. De voluntariosa lo intento, una y otra vez y elijo títulos que después no me gustan. Es más, después los detesto con una repulsión inabarcable. Si mis poemas no tienen título, por qué debo ponerle nombre al hilo que los une.


Del desierto al poema
los pasos son de viento, de sed.
Podría aparecer una flor roja.

Que tu mano me lleve
al lugar de la duda.



jueves, 25 de septiembre de 2014


Hay indicios de fe
que todavía faltan/ sacrificar.

Ella le sigue escribiendo/
con una flor/ en la mano.


miércoles, 24 de septiembre de 2014


Ahora paró el viento.
Ahora
que dejamos de pintar
nosotros
que nunca pretendimos
formar parte del cuadro.
Nosotros que nos quedamos dentro
sin pinceles
sin pretender ser otros
para siempre en la tela.
Ahora paró el viento.
Es cierto.
Pero antes de esta calma grande
¿te acordás del temblor de las aguadas?




martes, 23 de septiembre de 2014


Como si abrir la puerta
fuese
el último miedo de la noche.
Y las manos
temblaran
intuyendo lo fuerte
que está del otro lado.
Un umbral feroz
y el valor para abrir
lo que la puerta  empieza.
Como quien abre un cuerpo.
El mundo en esa puerta.
Y el viento no existiera.




lunes, 22 de septiembre de 2014

Agradecer la calma.
Esta calma tan suave que dan ganas
de dejarse caer.
Y caerse.
Y soltar el cansancio
de haber soñado tanto.
Y dormirse sin sed.
Honrar la calma entera.
No doler. No soñar. No esperar.
Ahora que es posible.
Que parece posible.
Que ya está.


domingo, 21 de septiembre de 2014

Para los que tenemos 40 y pico, el día de la primavera existe para que no nos olvidemos que con unos sandwiches apretados y una bebida tibia bajo el sol podemos ser completamente felices.


viernes, 19 de septiembre de 2014

Y Cero sigue su camino.


Foto que me envían desde Paraná Miní donde se hizo la Maratón de Lectura en la Escuela Técnica Nº 1.









Por alguna razón que no conozco
me fue dada
la ilusión enorme de los barcos.
La madera ardiendo al sol, 
doblada de la historia.
Toda la sal del mar.
La vida de raíz como en un árbol.
Un latido en mis manos.
Tu latido.
Y yo acepté.

miércoles, 17 de septiembre de 2014


Aún me corre la alegría 
como un animal que no tiene memoria.
O como un río
que no sabe que pronto cruzará los fuegos.
Es lindo estar así
con la alegría a cuestas
cuando aún nada se sabe
del libro blanco que llevamos
para contar la ausencia.



lunes, 15 de septiembre de 2014


Algo de todo lo que precipita se detuvo.
Está quieto en el espacio que cabe
entre dos árboles.
Está quieto en el espacio que cabe
entre dos cuerpos.
Entre dos continentes.
Está ahí. Suspendido.
Un latido.



domingo, 14 de septiembre de 2014

Ciclo de poesía La Estación -Septiembre-


 

                                        


                                                      
                             
                                                                         





Lo primero que vamos a leer hoy en ciclo de poesía La estación es un poema de Macky Corbalán. Para que todos sepan que cuando el viento del sur se pone triste es imposible no oírlo.



No conocí a Macky Corbalán personalmente. Lo primero que me llegaron de ella fueron sus poemas en una plaqueta de Peces del Desierto. Encantada con su poesía busqué más. Los amigos poetas patagónicos fueron acercándome su poesía a través de sus posteos. Me enseñaron a admirarla en su lucha. Hoy me desperté con la noticia de su partida y les juro que desde acá siento lo triste que sopla hoy el viento del sur.


sábado, 13 de septiembre de 2014



Uno encuentra poesía en los lugares menos pensados. Si uno está dispuesto a dejar de pensar.



Es la primera vez que veo y toco y huelo un libro editado por Eloísa Cartonera. Tienen un olor diferente, que es una mezcla de olor a cartón, vainilla y cierto final picante. No puedo explicarte bien qué resulta de esa mezcla. Vas a tener que ir y comprobarlo vos. 

Tres libros editados por Eloísa Cartonera, comprados ayer en el puesto de Paraná y Corrientes, en Capital Federal: "Sentimiento Bielsa", de Ricardo Piña, "Poeta en Nueva York" de Washington Cucurto, y "Poetas peruanas contemporáneas", éste último recomendado por Ricardo Piña. 

Se consigue un pax de 3 libros por $40. 


Estábamos con mi amiga Marisa, que vino de Mendoza por dos días a Buenos Aires, y entonces por eso estaba yo ahí, digo, yo que nunca ando por Capital un día de semana, menos a las cinco de la tarde, menos por Paraná y Corrientes, la cuestión es que estábamos ahí, eligiendo unos libros de Eloísa Cartonera para que mi amiga le lleve a sus hijos, y yo también elegía para traerme para acá, para Muñiz, y de la manera más mágica me doy cuenta de que quien me está vendiendo los libros es el poeta Ricardo Piña, tantas veces nombrado por mi querida María Belén Aguirre, y junto a Ricardo estaba, también mágicamente, Eduardo Bechara, yo había oído hablar de él cuando estuve en Río Gallegos, y ahora estaba ahí, con su proyecto de relevamiento de poetas de América del Sur. Estábamos lo cuatro ahí, mi amiga, Ricardo, Eduardo, yo, y la alegría inmensa de la poesía que nos une a través de los poetas que atan lazos, Anahí Lazzaroni, Luciana Tani Mellado, Jorge Curinao, Maritza Kusanovic, María Belén Aguirre, Liliana Campazzo, Bruno Di Benedetto, Liliana Ancalao, y seguro nombramos a otros en medio de la alegría de ese encuentro insólito en plena city. No recuerdo que alguna vez me haya sucedido algo así. Tenemos foto gracias a que a Eduardo Bechara se le ocurrió que nos tomáramos una. Una señora que pasó por el lugar nos sacó la foto. La poesía haciendo de las suyas.






viernes, 12 de septiembre de 2014


Hoy fui con mi amiga Marisa a conocer el Ateneo Grand Splendid. Pregunté si tenían algo de Delmira Agustini. Me dijeron que no, que hacía tiempo que no tenían nada. Estuve casi una hora mirando todos los libros de poesía, tocándolos, respirándolos. En medio de dos libros leí "Poesías completas" Delmira Agustini. Fue la primera cosa mágica que me pasó en el día de hoy. 




Si estás preparado para la poesía, tenés que estar preparado para aceptar que la magia existe.



jueves, 11 de septiembre de 2014

Los otros estaban.
Cantaban, 
tocaban los tambores,
había comparsas en carnaval 
con sus reinas de plumas amarillas.
Todos los niños cantores
llamaban a las puertas.
Siempre hubo truenos.
Hubo explosiones súbitas y crueles.
Pero te juro
adentro mío
había silencio
antes
de nosotros.





martes, 9 de septiembre de 2014


El café va por cuenta de cada uno. La poesía va por cuenta de todos. Alixis Tagliavini, Rocío Greco, Gabriela Vega y yo los esperamos para compartir una tarde con poesía.





sábado, 6 de septiembre de 2014


Recién en un feria conseguí por $20 "La idea fija" de Paul Valéry. En la anteúltima hoja tiene escrito con lápiz negro y hermosa caligrafía: "Desde hace un mes y con el perjuicio consiguiente, fumo. ¡Qué poca voluntad para dominar el deseo de ello después de las comidas! Me he propuesto vencer esta "idea" del cigarrillo. ¿Saldré ganando? Fechado: 15-II-1955. "


jueves, 4 de septiembre de 2014

No entiendo qué es la muerte, qué es por dentro, si funciona como quedarse dormida y soñar o no sentir nada de nada. Mi razonamiento al respecto es el de una niña de cinco años que no entienden de qué le hablan ni quiere entender. Gracias totales, Cerati.




Para agendar






Ciclo de poesía La Estación



COORDINAN: VALERIA PARISO

                       GABRIELA VEGA


SE SUMAN PARA LEER:    ROCÍO GRECO
                                           ALEXIS TAGLIAVINI



DOMINGO 14 DE SEPTIEMBRE A LAS 17 HS- RICHIERI 929-BELLA VISTA.


VALERIA PARISO
Leerá a : María Belén Aguirre y a Pablo Albornoz.

GABRIELA VEGA
Leerá a: Idea Vilariño y a Juan Gelman


ROCÍO GRECO
Leerá a: Anahí Lazzaroni.

ALEXIS TAGLIAVINI
Leerá a: Fabián Casas




miércoles, 3 de septiembre de 2014

¿Qué otra cosa
sino esta persistencia
que arremete furiosa
como un patio en verano,
esta tierra tan cierta de saberte querido
donde llega el silencio,
de saberme querida
donde no quiere nadie,
qué otra cosa,
qué otra cosa nos mantendría quietos
bajo el viento del mundo?

Ciclo de poesía La Estación

Cuando la Dra. Gabriela Vega me escribió diciendo que ponía a mi disposición un lugar bellísimo para leer poesía no podía creer lo que estaba leyendo. Así surgió la idea del ciclo de poesía La Estación, que arranca el domingo 14 de Septiembre a las 17 horas. No hay, en la zona donde vivo, un ciclo que se dedique exclusivamente a dar a conocer la poesía que se está escribiendo en el país, o al menos yo no lo conozco. No sé ni con qué público vamos a contar, por eso no me atrevo todavía a convocar a los poetas amigos para que vengan a leer (pero ya los convocaré y esperaré un sí rotundo como respuesta). No sé si va a venir alguien a escuchar lo que vamos a leer. Por eso asumo, junto con Gabriela Vega, el desafío de leer a los poetas que creemos imprescindibles. Leer poesía y tender puentes entre los poetas y los lectores, decirles dónde pueden conseguir sus libros, cómo contactarse con ellos para conseguir libros que no consiguen en las librerías, promover la lectura de poesía. Si todo resulta lindo, será un espacio donde los poetas podrán venir a leer y a difundir su poesía. El desafío está en marcha. Vamos a compartir poesía y a ver quién tiene ganas de escuchar. El ciclo nos va a necesitar a todos para seguir creciendo. La lectura de la poesía es un compromiso social.

martes, 2 de septiembre de 2014

Muchas gracias, José María Pallaoro, por llevar a "Cero sobre el nivel del mar" a tu blog.

http://aromitorevista.blogspot.com.ar/2014/09/valeria-pariso-poemas.html



¿Cuántos siglos tarda
hasta que se cansa, se aquieta,
nos perdona, nos cancela,
nos olvida,
se hace la ciega y sigue
hacia otro amor
una mariposa?


Nuestro asombro abre la alegría del mundo.






lunes, 1 de septiembre de 2014

Entonces pregunté:
-y dónde está la poesía?
-en los libros
-y antes de los libros?
-en las palabras
-y antes de las palabras?
-en la cabeza
-y antes de la cabeza?
-en el pecho.
(diálogo con Nahuel, 8 añitos, en la escuela 12 del Delta, en el VI Festival de Poesía en la Escuela)