domingo, 29 de junio de 2014


No es el blanco.
No es el blanco.
No es
el blanco.
La belleza en el cisne
de cuello negro.



sábado, 28 de junio de 2014

Se viene el VI Festival de Poesía en la Escuela. Voy a estar ahí, así que vamos preparando poesías, oídos, manos, el alma entera para recibir a estos niños.

http://poesiaenlaescuela.blogspot.com.ar/2014/06/bienvenida-valeria-pariso.html


Poesía en la escuela


Cada febrero
me ponía el mar al cuello
pasando treinta caracoles
por una cinta azul.

Era niña
y había aprendido
a vestirme con mar.

Debe ser por eso
que tengo presentidas
todas
las despedidas.




viernes, 27 de junio de 2014

Me hice amiga de un librero chileno que tiene un puesto en la feria. Me traje dos libros de Roberto Arlt, Cerro Bayo de Athualpa Yupanqui (edición 1953), Los profetas del odio de Jauretche (edición del 57), algo de Lope de Vega, uno de Griselda Gambaro (no tengo leído nada de ella y hace tiempo que tengo ganas de saber si me gusta o no), otro que se llama algo así como crónicas floridas del mestizaje del siglo XVI (ay, me encanta ese tema), otro de poesía de Rafael Alberti, y dos más que ahora no me acuerdo (y estoy cansada y no tengo ganas de levantarme e ir a mirar). La cuestión es que me traje los diez libros por cien pesos. Hoy mi alegría tiene el olor tostado de los libros viejos.


jueves, 26 de junio de 2014

Negras
bajo el blanco de la niebla
resisten
las ramas de los fresnos.

Deben amar  y odiar
al invierno que suelta a las hojas.

Cuántas veces
hemos estado así.




lunes, 23 de junio de 2014

La soledad es esto:
hace frío
y una flor
abre
mi ventana.



domingo, 22 de junio de 2014

Algo de mí

No está en youtube todavía así que te la paso en este enlace de Dropbox porque no aguanto la alegría. Fabián Colantonio, músico y amigo, hizo algo hermoso: tomó varios versos de varios poemas de Cero sobre el nivel del mar, le agregó versos propios y compuso una música increíble. El resultado es esta canción que se llama "Algo de mí". Escuchá: 
Gracias totales, Fabián!!!!!


Está funcionando mal blogger. Hay días que no puedo ver lo que publico. Hay días que no puedo ver ningún blog. Hay días que publico cosas que no se ven. Ay, cómo me cuesta confiar en la tecnología.




sábado, 21 de junio de 2014

Duerme, dolorida mía,
es justicia poética
si no existe el olvido.



viernes, 20 de junio de 2014

Lo sabemos: hay ramas negras del invierno
guardando los jardines lilas.
Debería callar y que me alcance.
Debería decir y que me alcance.
Aprender el oficio del silencio y de la sed.
Dormir en una rama negrísima de lilas.
Aceptar que somos pájaros amados 
por la nieve o la noche.



jueves, 19 de junio de 2014

Debajo del árbol
quieta
miro lo que el viento
hace con las hojas.

Debo aprender.
De una buena vez
debo aprender
cómo se tiembla el olvido.

miércoles, 18 de junio de 2014

Cocino y leo poesía. Desde la ventana de la cocina veo los árboles fríos mientras revuelvo con una cuchara de madera el dulce de naranjas que brilla adentro de una olla pequeña.


Dar en la mano el olvido
como un ramito de mar.




martes, 17 de junio de 2014



LA MAGA





Nos recibíamos en el asombro,
el lugar invisible de las celebraciones.  



lunes, 16 de junio de 2014



Hay hijos que no tuve.
No los dejo crecer.
Hace años jugamos en el piso
sentados sobre mantas de colores.
Siempre pienso en ellos.
Como si fuese
un homenaje pequeñito y atroz.



Paloma Negra

El viernes participé del café literario organizado por el Profesorado de Lengua ISFD 42. Lindísimo. Me hizo feliz poder decirle a todos (mostrándoles la contratapa, el prólogo y el epígrafe de "Paula levanta la persiana") que lean a María Belén Aguirre, a Silvia Iglesias, a Fernanda Maciorowski. Me faltaron un montón de poetas para recomendar pero yo estaba convocada para leer tres poemas de "Paula" y aproveché para decir lo que de verdad es importante: que nadie puede enseñar lo que no conoce y que es imprescindible leer la poesía actual para poder difundirla. Hay que leer poesía y hay que convidarla como un bombón de chocolate. Me hace feliz cada vez que veo a alguien anotar en un papelito el nombre de un poeta que recomiendo. Me hace feliz ver doblar el papelito y ver cómo lo guardan en la cartera o en el bolsillo. Gracias a todos los que organizaron este café literario. Se merecen el brindis y el aplauso: Salú y poesía.


sábado, 14 de junio de 2014


¿Oís el tambor que toca la ausencia?


¿Oís la memoria de viento que tiene el pañuelo que llevo atado al cuello?
Es increíble cómo las palabras
pueden bajar con furia la escalera,
caerse como pajaritas,
rodar en lo indecible,
morírsenos en brazos
para probar un poco la ternura.

A veces nos queríamos
doler
para saber si nos seguía el amor.



jueves, 12 de junio de 2014

Difundir poesía es un trabajo de hormiga. Voy con ramitas y pedacitos de hojas para todos lados.


martes, 10 de junio de 2014


Aprendimos el lenguaje silencioso
del olor de las lavandas:
quien evoca se hace viento.






Abríamos ventanas como quien desea palabras a la noche.

lunes, 9 de junio de 2014

La belleza

Es mi otro cactus rebelde. No aceptará nunca que no pertenece a la nieve, entonces la inventa y se la pone encima. No aceptará nunca que es una especie de climas áridos y cálidos, entonces en junio, como todos los años, en este Buenos Aires húmedo y otoñal, florece.



La  belleza

Sandra Aguirre, hermana de mi amiga María Belén Aguirre, talentosísimas ambas, la poesía en la sangre.




La belleza.


domingo, 8 de junio de 2014

En lo único que tuve que ceder y hacer casi sí-biblioteca fue con los manuales escolares y los libros de poesía. Porque mis hijas y yo trabamos con esos textos entonces era necesario tener una visualización inmediata de lo que buscábamos. Todos están al alcance de la mano. No hay libros en estantes altos y, entre libro y libro, dejé tanto espacio que podría caber un bizcochuelo. Por mi temita con el aire, digo...
¿Cómo podría yo, abridora de ventanas, creadora de hendijas, enamorada del viento, respiradora feliz del aire del jardín, poner los libros apretados, uno al lado de otro, en un estante de biblioteca?


A mi no-biblioteca le van saliendo ríos de aquí y de allá. Estar cursando el profesorado de Lengua, tal como me lo adelantó mi amiga Paula, es la excusa perfecta para comprar los libros que no me piden. Buscando "Los Milagros de Nuestra Señora" que es para la cursada y no conseguí, me vine con todo el jardín de Marosa di Giorgio, los poemas de Saer, los cuentos de los hermanos Grimm y un compilado de la poesía de Juana de Ibarburu. Ahora, austeridad total porque no me quedó un mango, pero la no-biblioteca está esparciéndose por la casa al alcance de todas las manos y de todos los ojos que tengan sed.

Sigue creciendo la no-biblioteca en casa. Quiero decir, los libros aquí y allá, esperando la mano, en cada mesa, cada rincón, en canastitos de mimbre como si fuesen leños, sobre bandejas al lado de las tazas, sobre un banco de madera para que uno los levante y se siente y lea sin tener que buscar ni el libro ni el banco, a la altura del brazo, sobre el microondas, en el pequeño pasillo entre los dormitorios, en los revisteros, al lado de las camas de las nenas, en el suelo, sobre almohadones, nada de distancia entre el libro y el cuerpo, nada de esfuerzo para agarrar el paraíso.

sábado, 7 de junio de 2014

Nadie juntará el pequeño lenguaje
con el cual hacíamos el fuego.
Con qué alegría prendíamos
las flores, abríamos ventanas
y andábamos descalzos
sobre todas las cosas.
Ninguno se atreverá a soplar
un corazón con frío.
Por eso
las cenicitas del dolor
se quedan.

viernes, 6 de junio de 2014

¿Cómo olvidar el gesto de la lluvia
cerrándose para no caer
sobre las mariposas?



miércoles, 4 de junio de 2014

Santo Tomé queda lejos. María
cuando extraña
se inventa las palabras necesarias.
Entonces dice lagrimaje. Lo dice
y un estero
brillante de yuyitos
peregrina y se cae
de sus ojos al suelo.


Un amigo músico, después de leer "Cero sobre el nivel del mar" unió versos (de distintos poemas), le agregó versos suyos, compuso una melodía y lo volvió canción. Una canción-hilo que traspasa todo el libro. Hace unos días me hizo escuchar la canción. No veo la hora de que esté lista para poder mostrártela.

lunes, 2 de junio de 2014

Hay que llenarse el pelo de ramitas,
prenderse flores secas,
vestirse solamente
con telas vaporosas
borrachas en alcoholes
y correr en el viento.

Una vez. Al menos, una vez.

Como si se ignorase
la existencia del fuego.



domingo, 1 de junio de 2014

Hoy estamos tan cerca
que la pared del miedo
debe haberse caído,
debe haberse cerrado
la parte más herida,
más callada, más triste,
y ya no me molesta,
ni un poco me molesta,
y estamos hoy,
tan cerca,
que me resulta extraño
que no me alegre nada,
que no me llore nada,
que ni siquiera importe.