martes, 9 de diciembre de 2014

Espera

Una de mis suculentas está por florecer por primera vez. Estoy fotografiando sus tiempos. Es increíble lo que se aprende de los cactus y suculentas. La sed, la resistencia, se transforma en belleza. Estas plantas no saben o no pueden temblar. Cada vez que florecen hacen que su mundo explote.


No hay comentarios:

Publicar un comentario