lunes, 15 de septiembre de 2014


Algo de todo lo que precipita se detuvo.
Está quieto en el espacio que cabe
entre dos árboles.
Está quieto en el espacio que cabe
entre dos cuerpos.
Entre dos continentes.
Está ahí. Suspendido.
Un latido.



No hay comentarios:

Publicar un comentario