martes, 10 de junio de 2014


Aprendimos el lenguaje silencioso
del olor de las lavandas:
quien evoca se hace viento.