lunes, 3 de febrero de 2014

Me gustan los ciclos que comienzan con lluvia. Hoy vuelvo al trabajo después de las vacaciones y llueve. Va a ser un año de mucho esfuerzo, con proyectos lindos que ojalá pueda concretar. Los fresnos que se ven desde mi escritorio ya tienen menos hojas y esperan el otoño. Nos gusta el frío, el cielo entre las ramas, estar en silencio sabiendo que el verde volverá a repetirse, creer en que es posible y empezar.