viernes, 10 de enero de 2014

Recuerdo que usamos las palabras
hasta que nos gustó el silencio.
Boca arriba, en medio de la nada,
miramos las estrellas para soñar la noche.
No pedimos nada
y el desierto nos dio de beber.




No hay comentarios:

Publicar un comentario