lunes, 27 de enero de 2014

Nudos


Una noche por fin el viento logra
atar
silencio con silencio
y dar con el temblor de la palabra.






No hay comentarios:

Publicar un comentario