martes, 16 de julio de 2013

Otra vez el blog me deja publicar entradas sin ponerles títulos. Qué bueno. Porque todo lo que se hace a la fuerza no es poesía.