martes, 9 de julio de 2013

Me gusta cocinar en silencio

Me gusta cocinar en silencio.  Sobre la mesada de la cocina hay una ventana y no puedo dejar de mirarla mientras revuelvo.  Pienso en poesía mientras cocino.  Es un misterio cómo los ingredientes se unen y transforman. Es un misterio la poesía.  El ruido del fuego en la hornalla en máximo es el ruido del mar. Lo que hacen las manos con un poco de harina.  La abundancia de un dulce. El temblor de una sopa. Y llueve.