viernes, 21 de junio de 2013

Tomamos el té con las chicas. Hablamos. Nos miramos a los ojos en esa ceremonia que es el encuentro. A todas nos pasan las mismas cosas. Y si no nos pasan, entendemos que también podrían pasarnos. Las manos nos abrigan. Y afuera hay sol.