domingo, 7 de abril de 2013

Aquí está: el destiempo
un desierto y
donde termina, nada.

Nada más que vos y yo
oyéndonos pedir
piedad
hasta el último grito.