sábado, 2 de febrero de 2013

He de vivir
con la certeza
de ésta extranjería.

Es mejor.

Peor era
no saber dónde nacían
las flores azules.

Las manos trazan rutas
en las venas.

No exagera el viento
en algunos lugares.

Era necesaria esta fuerza
para juntar las venas
y las flores
en una misma patria.