viernes, 30 de noviembre de 2012


Vení, le dice Roxana,
probá que es la primera,
dale, probá la sandía.
Las tres en la vereda
se ríen.
Está fría y es roja.
Roxana corta la sandía en cubos
y la agarra entre los dientes
con la puntita del tramontina.
Las otras dos no usan cuchillo,
comen y se chorrean
entonces, abren las piernas para no pegotearse
ni mancharse la ropa,
juegan a ver quién escupe las semillas más lejos,
la hacen reír de tanto que escupen,
Adriana que es la menor las lanza sobre el asfalto,
hay tantas semillas negras pegadas a las baldosas,
lloran de la risa,
dale, le dicen, dale que se acaba, nena,
dejá de hacerte la fina, sentate
y comé la sandía que es la primera,
o no sabés que después no son iguales,
que después no tienen el mismo gusto,
dale que te va a llamar tu vieja;
ella se muere de ganas,
hace calor y quiere sandía.
Pero su madre la ataja desde la ventana
y le grita que entre.
Y ella entra.

Adentro de la casa, una niña
aguanta.

jueves, 29 de noviembre de 2012

No preguntes
cómo no pedí socorro
ante esta muerte cómplice
bendita y desclasada que me nombra.
Hasta morirla
no preguntes.


El arte
es iluminar la noche
con linternas rotas.


miércoles, 28 de noviembre de 2012

De niña lo sé.
Para que la cosa funcione
hay que esperar que el viento se convenza.
Mi abuelo tenía un molino.


martes, 27 de noviembre de 2012

"Acción poética" es un proyecto que entiende de verdad de qué se trata la poesía y la  regala en la calles. Las pintadas se realizan con autorización de los dueños de los paredones y todos colaboran para pintar. En éste caso, "Acción poética Tucumán".










La rebeldía
es tocar la nieve
donde no cae.

Llevo puesto en las pestañas
rimel negro waterproof.
Cuando extraño,
con el pie izquierdo
marco el tempo
de Me estás atrapando otra vez,
de Calamaro.
Ya no me muerdo las uñas.

Con los años mi dolor
es cada vez más disimulable.


lunes, 26 de noviembre de 2012

No Me Nombres... Andres y Javier Calamaro

Como una verdad
que choca
contra un paredón
y lo traspasa
así 
la música cae. 


domingo, 25 de noviembre de 2012






viernes, 23 de noviembre de 2012

Para no agotarnos en el puente
entre el amor y el ego
pensemos en el tiempo.

No pidas más que intentos
no sé qué hacer conmigo
busquemos en el viento
un gesto que nos toque
un vaso que nos junte
un hotel en la noche.

Pensemos en el tiempo
prendámonos del sueño
la muerte viene atrás.



Llorar a más no poder,
llorar hasta que todos encuentren
una explicación del llanto,
llorar cinco, diez, doce razones
que no son.


jueves, 22 de noviembre de 2012

Los padres de Elise Cowen
quemaron todos sus poemas.
Sólo se salvaron 83 que guardó un amigo.
Yo no soy beat, mi amor,
pero quién está a salvo.

Hay que guardar un poema
empapado de lluvia
por si la locura
por si los padres
por si el mundo
nos queman, mi amor.


Como encontrar el ritmo de la lluvia entre el alero y el piso.
Como callárselo y prender el ventilador para no oír.


miércoles, 21 de noviembre de 2012

NO SE FÍA. NO INSISTA.
Hazte esa imagen.
Yo veo el cartel en tus ojos
todos los días.



martes, 20 de noviembre de 2012

Donde vivo no hay río ni mar.
A las lágrimas de las mujeres de aquí
se las traga la tierra.

Cuando camines, recorrerás mi llanto.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Cuando estoy muy triste vuelvo a Alejandra. Siento que sólo ella entiende sobre lo que no puedo escribir.



No aprendí nada.

El mismo miedo de siempre
me hace correr a las salidas de emergencia.

El recital está en el campo del estadio.
Ahí el calor y la locura, ahí la música.

Una vez más,
me siento en la vereda
con el ticket de entrada
arrugado en la mano.

Escucho, desde aquí,
la canción de los solos.


domingo, 18 de noviembre de 2012

Los cuatro trajeron marihuana,
cervezas y un polvo para soñar con putas.
Estoy en la cama con los libros Ginsberg,
Kerouac, Corso y Ferlinghetti.
Mientras los leo en voz alta
arde de rabia un cigarrillo nuevo.
Entonces leer su poesía se vuelve
un ritual oral que me recuerda al sexo
en los bancos largos de una iglesia.


viernes, 16 de noviembre de 2012


Presentación de Cero sobre el nivel del mar en la Feria del Libro de Mar del Plata 2012









No te preocupes mucho por nada.
Un día el amor te alcanza
y de nada te servirá haber tenido
el mejor cuaderno de la clase.


Algo nos recuerda haber deseado ésto:
encontrar lo que sin saber se ha buscado todo el tiempo.

Tengo memoria de caracoles rotos
y de piedritas arrojadas al agua.
Más de una vez recé:
que se cumpla que se cumpla que se cumpla.


jueves, 15 de noviembre de 2012

A veces se aleja la ausencia
y creo que si estiro la mano, toco.

Hasta que estiro la mano.



miércoles, 14 de noviembre de 2012


martes, 13 de noviembre de 2012

Presentación de Cero sobre el nivel del mar (2 de noviembre de 2012, San Miguel, Provincia de Buenos Aires).











A veces sueño que no siento miedo
las preguntas desaparecen
mi cuerpo se deja vivir
y ninguna herida me reconoce.



lunes, 12 de noviembre de 2012


www.enfocandopoesia.blogspot.com

Gracias totales, Andrea!!!


domingo, 11 de noviembre de 2012

La verdadera fiesta la hace el tiempo.


sábado, 10 de noviembre de 2012

En un lugar al que todavía no fui, alguien me toma fotos.



(Foto tomada de internet)
Llueve.
Con un poco de suerte
descargará sobre los dos la misma nube.

A ésto debe llamarse Happy hours.


viernes, 9 de noviembre de 2012

http://estacionquilmes.blogspot.com.ar/2012/11/valeria-pariso.html


Porque la historia amenazaba inolvidable
y el amor decidía con voluntad propia
las palabras y otras barbaridades.


jueves, 8 de noviembre de 2012

Hace tanto el calor en Buenos Aires
que los pájaros se bañan
en la tierra reseca de los canteros
porque hierve el agua
que se junta en los cordones.
No hay bebidas frescas
en los supermercados
porque colapsa el sistema eléctrico.
Las niñas se desintegran
adentro de sus polleras de lana
porque los colegios privados
tienen un frío escocés en la cabeza.


En la esquina de Conesa y las vías
vivía un loco,
a mí se me había puesto que era  Fijman,
entonces,
una mañana le dije Maestro,
soy valeria,
me gusta la poesía,
y él sonrió, cerrando los labios
como una sábana que se retira para lavar.

Nos hicimos amigos,
yo lo visitaba los jueves,
nos quedábamos sentados debajo de unos eucaliptus
tomando fresco,
a veces le leía a Bretón,
a veces mirábamos cómo las moscas afilaban sus alas,
a veces me mostraba dibujos que hacía en una libreta,
decía "tengo pilchas que pinchan",
"mi dedo es un cornalito" y se reía.
repetía siempre eso, y tenía
tres perros que le lamían los pies.

Después, los vecinos le hicieron una denuncia,
dijeron que era peligroso, que le tenían miedo,
vino una ambulancia, un patrullero y se lo llevaron
delante de todo el barrio que se juntó para ver
qué hace el Estado en casos como éste.
Se llamaba Juan.





miércoles, 7 de noviembre de 2012

Mi vecina toma sol desnuda
como si estuviese en Saint Tropez.
A las dos de la tarde
pone la toalla sobre el césped
se lleva un Martini con hielo
se quita la bombacha
el corpiño
y se unta en aceite para bebés.

Mientras se broncea
controla que los dos albañiles
que trabajan en su casa
dejen lisa la medianera.


martes, 6 de noviembre de 2012

En el galpón que está enfrente de su casa
hay un depósito de papas.
Los hombres cargan sobre sus espaldas
bolsas de arpillera de cuarenta kilos.
En las siestas de calor
salen a la vereda se quitan las remeras
y se tiran agua fresca con una manguera azul.

De noviembre a marzo
a esa hora
Paula levanta la persiana.

lunes, 5 de noviembre de 2012

No te entusiasmes
con el fin del mundo.
Nada calmará esta ausencia
que nos grita la sangre.
Mañana iremos al trabajo
como todos los días.

domingo, 4 de noviembre de 2012

Quiero ser Lucía
la china del supermercado
que sonríe
cuando dice no tengo.


Es un dolor
de músculo arrancado
un desgarro atroz
la dicha
a veces.


sábado, 3 de noviembre de 2012

Mi lectora pequeñita. Ayer en la presentación de Cero sobre el nivel del mar se llevó un libro sólo para ella. Y empezó a leerlo ahí nomás, en la sala. Qué grandes son los niños.



viernes, 2 de noviembre de 2012


La justicia de los árboles tapando los edificios que veía desde mi ventana. El verde es más alto que las terrazas de los consorcios. Se imponen las leyes naturales, siempre.



Qué vendrá primero
 la ausencia o la herida.


jueves, 1 de noviembre de 2012


No sé en qué idioma me hablan.
Qué significa: “si te parece paso”.
Qué quiere decir: “hay un café muy cerca”.
En casos así,
tengo la pereza de un hipopótamo,
no me interesa averiguar y
entro en el silencio
como en un vestido.

Mi obsesión son las cosas por su nombre.


Lloro de pie.
De quieta.
De cordura.