lunes, 3 de diciembre de 2012

No se entiende el pino
sin las agujas
que forman su sombra.