domingo, 16 de septiembre de 2012


entonces qué nos pierde
-dejá de mirarme así-

si acá no pasa nada
si somos inocentes.


1 comentario: