jueves, 30 de agosto de 2012


Hoy vino la espera
y me leyó en las manos
tus diarios de mañana.


1 comentario: