sábado, 28 de julio de 2012


Porque las flores del ciruelo no esperaron
que me anime a trepar y cae la tarde.






© Prisa. Valeria Cecilia Pariso, 2012

3 comentarios:

  1. Que gran poetisa eres, que belleza!!!

    ResponderEliminar
  2. El vuelo de las flores de ciruelo es liviano, resistirá aún la noche, el brillo de la mañana. El tiempo sigue siendo nuestro poeta!

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Emilia, Carlos, poetas, un honor que me lean.

    ResponderEliminar