miércoles, 11 de abril de 2012


Desde afuera del escapulario
parece simple la cosa
el amor es amor y no hay tutía
pero no, no es así
hay todo un sistema de creencias
que debe respetarse
y tu dios no es mi dios
dijiste
y te quedaste otra vez
aferrado a ese trocito de metal
que te dio el cura.